La fotografía como fuente histórica.

 

Desde que en 1827 el físico francés Joseph Nicéphore Niepce hizo las primeras fotografías, conocidas como heliografías, se sucedieron a lo largo del siglo los experimentos que perfeccionaron el nuevo invento.
A finales del siglo XIX en España, los productos fotográficos aún constituían elementos de tecnología punta importados del extranjero, y eran unos pocos fotógrafos profesionales los que los utilizaban, ya que se requerían grandes cámaras y placas fotográficas de cristal. En las primeras décadas del siglo XX, con la introducción de la película y la cámara portátil, la situación empezó a cambiar y la fotografía se puso, poco a poco, al alcance del público en general. Paralelamente, las fotos dejaron de ser algo singular y extraordinario, reservado a los grandes acontecimientos, para convertirse en objetos habituales en el entorno familiar.

        ¿Qué información proporcionan las fotografías? Desde la perspectiva de la historia familiar, estas permiten establecer y datar efemérides como nacimientos, enlaces, celebraciones, viajes u otros, e identificar a las personas que participaron en ellas. Pero su valor histórico es otro. La información gráfica que proporcionan las fotos es un claro indicador del cambio social, económico y cultural, así como de la progresiva modernización del país. Por lo tanto, una mirada desde la historia convierte a las fotografías familiares en documentos valiosos, en testimonios del cambio social.

Análisis y catalogación.

            El análisis de las fotografías nos proporciona información sobre:


        La evolución de los edificios públicos y privados, y del paisaje rural y urbano: se pueden constatar los cambios datando las casas de pueblo con sus patios y huertos, las calles sin asfaltar, o señalando la escasa circulación de vehículos, la progresiva urbanización, las transformaciones de los edificios...
        El cambio en los transportes y la modernización del campo: carros, bicicletas, motos,tractores, automóviles...
        Las actividades a que se dedicaba el tiempo libre: los deportes que se practicaban, las fiestas, los bailes...
        La enseñanza: las fotografías escolares proporcionan mucha información sobre la separación de niños y niñas en escuelas diferentes, la categoría de la escuela a través de indicios como los vestidos o el uniforme y el aspecto general de los alumnos, las características de los edificios escolares...
        Las fiestas: las fotografías de bodas eclesiásticas, bautizos, comuniones o celebración de fiestas religiosas (pascuas, procesiones u otras) muestran la influencia de la Iglesia, mientras que su sustitución por ceremonias civiles indica un cambio social.
        La vida política del país: posiblemente se conserven también fotografías que ilustran la guerra civil, los campos de concentración, las visitas de Franco a alguna ciudad, el servicio militar, las primeras elecciones...
        El cambio en las actitudes ante la cámara: las fotografías más antiguas hechas en estudios fotográficos, con decorados preparados, pueden mostrar una cierta rigidez de las personas retratadas.

        Los cambios en la moda: en los vestidos, en los peinado o en los complementos. Tambiénse puede relacionar el pelo cortado al cero de algunos niños de la posguerra con el método utilizado para eliminar los huevos de los piojos u otros parásitos. 

        El mundo laboral: las fotografías de personas trabajando o de grupos de obreros nos proporcionan información sobre las fábricas, los uniformes de trabajo, los oficios de la gente...

 Ficha para catalogar fotografías:

        1.  Nombre y dirección del fotógrafo.
        2. Año de realización.
        3. Técnica fotográfica (platino, sepia, blanco y negro, esfumando, color, etcétera).
        4. Tema (efemérides familiares, viajes, servicio militar, escuela, etcétera).
        5. Lugar de realización: estudio (descripción de los muebles, la decoración...), calle (aspecto de las casas, calles y vehículos), al aire libre (playa, montaña, otros).
        6. Identificación de las personas (nombre, edad, profesión...).
        7. Postura, actitud, ambiente (espontáneo/preparado, posa derecho/a, sentado/a).
        8. Vestidos, complementos (calzado, sombrero, bastón, corbata, joyas), peinados...
        9. Observaciones.
        10. Interés de la fotografía como fuente histórica.

Información obtenida de la Revista Clio